Noticias de Cantabria
07-07-2011 06:30

¡Abajo cadenas!

Desde aquel 5 de julio de 1811, mucho ha llovido, mucho ha cambiado esa patria de Simón Bolívar, Francisco de Miranda, Antonio José de Sucre, Andrés Bello, Simón Rodríguez, Juan Germán Roscio, Luisa Cáceres de Arismendi… Hoy, es un día especial, y desde lejos, me pregunto ¿qué debería celebrar?.

¿En qué hemos convertido la tierra que nos legaron? Aquellos por la que miles murieron, por la que muchos dejaron su vida oligarca, sus comodidades y su familia, para emprender una lucha a la que a sus 200 años no hemos sabido cuidar. 


Esa, mi tierra, a la que recuerdo como acogedora, como nuevo hogar de miles de extranjeros, como lugar seguro, de gente sonriente, de niños felices... De pobreza económica pero ricos de alma…  De vecinos en quien confiar, de familias unidas, de pueblos coloridos y de extraordinaria belleza...


Esa tierra hoy expulsa a sus hijos como cañones. Y es que muchos hemos optado por salir, por huir de nuestra responsabilidad.  No sabemos contra que luchamos, o tal vez sí, pero no estamos dispuestos a dejar la vida en ello.  Hoy, sin duda, no hay Bolívar que pueda libertarnos, ahora nos toca a nosotros forjarnos el camino.


Luchar hace 200 años fue más “fácil”, el enemigo a vencer era claro; el objetivo militar: la Corona Española; el ideal político: el modelo de los Estados Unidos de América.  Hoy, es mucho más difícil, no hay objetivo militar, no hay ideal político que represente y exalte la esencia de mi patria.  Hoy, el peligro de Venezuela somos nosotros mismos, los venezolanos, que a diario la acribillamos.


Que osadía de algunos tristes celebres personajes, usar el nombre de Bolívar para dividir un pueblo al que él siempre quiso unir!!!  Que osadía siquiera mencionarlo y tergiversar su legado!!!


Por ello y por muchas otras razones es que hoy no voy a celebrar: La tristeza que me produce que mi gente se haya convertido en mendigos, mendigos de la benevolencia de un Presidente, al que Venezuela le queda grande.  Por la irracionalidad y la intolerancia, por la falta de debate y disidencia.  Por todos aquellos que venden su alma, su patria, su conciencia y hasta el futuro de sus hijos por un puñado (bastante grande) de dinero.  Por aquellos que yacen en un hospital esperando ser atendidos.  Por las lágrimas amargas de aquellos que han perdido algún familiar a manos de la delincuencia.  Por la ignorancia de mi pueblo que se deja llevar, una vez más, por populismos baratos y por un despotismo que está muy lejos de ser ilustrado…


Sin embargo, celebraré con mucho entusiasmo: Por la esperanza de algún día volver a ver mi tierra florecer.  Por la juventud que decidió quedarse y luchar.  Por los extranjeros que ayudaron a construir la Venezuela en la que yo crecí.  Por mi llano inmenso, por la sabana que arropa, por la selva que engendra vida, por sus playas infinitas, por el sabor que nos caracteriza.  Por los héroes de mi patria, no sólo por los de hace 200 años, sino por todos aquellos que están en aulas de clases, en hospitales, en Universidades, en juzgados… Celebraré por la dicha de ser VENEZOLANA!


Hace 200 años en Venezuela florecía la libertad ¡Qué curioso! Hoy, tendré que celebrar –junto a muchos venezolanos- la Independencia de mi país, desde la tierra que un día nos oprimió.  Desde la tierra contra la que luchamos.


Mucho más podría decir, pero mi intención lejos esta, de hacer un Tratado científico-histórico, o político del efecto de la Independencia; muchos menos una evaluación del impacto social y económico que conlleva.  Hay muchísimas personas y profesionales con mayor legitimidad y conocimiento que yo para hacerlo.  Esto, es simplemente, producto de la reflexión de una Venezolana, que hoy se despertó en otra tierra y que llora de impotencia por estar lejos de todo lo que quiere.  Pero que llora de alegría porque es un buen día para honrarte, servirte y sentirte!!!


A ese ¡Bravo Pueblo!, a mi tierra, a mi amada Venezuela, hoy más que nunca te llevo en mi corazón, y desde donde esté buscaré sembrar en ti lo mejor de mí.  

KARESLY SAAVEDRA CABRERA 

¿Quieres envíar un comentario?

Comentarios(8):

Al Du - 08-07-2011

Oye que impresionante! De verdad tremenda reflexión. Que duro es leer eso y compartir esa especie de pesadez, de despecho, por saber que esta tierra tan hermosa, tan bendita por Dios en sus riquezas naturales, en su basta belleza, pues tiene un solo problema: que la mayoría de los que vivimos allí o somos responsables del desastre, o nos dimos por vencidos en la búsqueda de la solución. Un enorme abrazo para ti y Mayayita, a ambas las quiero mucho. Estoy orgulloso de ambas, pero mas de ti Kare porque fuiste mi novia pues jajajaja (ya estaba como muy serio esto verdad?) Un besito, cuidense.

Sarid - 08-03-2012

Amiga apenas hoy reviso este hermoso mail, pero ha valido lapena cada letra, me hiciste llorar, se me puso la voz temblorosa leyendole a gens en voz alta, no se qie decirte mas q mi admiracion, y que yo me quede pero sere portavoz de tus palabras, y ejemplo desde aqui, sabes que te Adoramos y donde quieras que tu estes, seras ORGULLO DE NUESTRA TIERRA!!!!............

alfredo la riva - 07-07-2011

Hola Kares !!! Me mando el link eduardo , de verdad q tus palabras son muy profundas y realistas , es lo q se vive hoy dia en este pais. , q algun dia fuera el pais de las oportunidades , la cual ya no es . T deseo de corazon todo lo mejor para ti y espero verte por esta tu Casa VENEZUELA ! Se te quiere ! Un abrazo

Maylingmg - 07-07-2011

Hermoso escrito!!!!! País bendito! Vale la pena luchar!! Abrazos!!

Mich - 07-07-2011

Creo que no extisten palabras tan perfectas para explicar lo que los jóvenes venezolanos sentimos ayer, el día en que nuestra Venezuela cumplió 200 años, jóvenes el supuesto futuro de nuestro país, no tengo más que felicitarte!!!! no hay más palabras que decir, lo dijistes todo!!!! estoy segura que muy pronto con mucha fe y trabajo vamos a ver la Venezuela que las dos y muchos más como nosotras deseamos!!!!!!!! wowww que grandes eres!!!!un abrazo inmenso.

Enmanuel - 07-07-2011

Wuao que grande eres. Gracias porque con este escrito me has ayudado una vez más a recordar lo orgulloso que me siento de ser venezolano, a aumentar la alegría de saber que por mis venas corra sangre del caribe. Tengo una enorme satisfacción al saber que mi querida Venezuela me ha regalado una hermana (sino de sangre al menos de patria) llamada Karesly Saavedra Cabrera. La última frase me encantó y quiero que sepas que desde donde yo esté también lucharé por sembrar en mi patria lo mejor de mí...

TIA GLADYS - 07-07-2011

7/7/11 tia gladys adorada sobrina te felicito de verdad que eres grande dios te bendiga a ti y a todos los hermanos venezolanos que se hayan tenido que ir de verdad que como VENEZUELA ninguna Dios te oiga y la virgen santisima para que volvamos a ser los mismos y seamos unidos Yo tambien tu tia soy Venezolana de corazon y pienso y seguire pensando lo mismo que tu que grande como le hace falta a este nuestro pais personas que piensen de esa manera que orgullo para tu abuelo eduardo si estuviera vivo te quiero mucho igual tu tio carlos cuidate tu tia GLADYS SAAVEDRA DE SALAVERRIA

Mayaya - 06-07-2011

Sentirse identificado con este pequeño y a la vez gran articulo es facil para muchos venezolanos que estamos hoy lejos de esa tierra querida...lo que no es facil es tener el don de decirlo con esas profundas y hermosas palabras...que ORGULLO tener la sangre de esta humilde venezolana, Karesly Saavedra Cabrera...gracias prima por tan valiosa reflexion! Mi Venezuela Querida!...Maria A Esparragoza Cabrera