Noticias de Cantabria
Opinión 07-11-2018 21:12

Justicia no, gracias. Por Carlos Magdalena Menchaca

Esta revocación unilateral del Tribunal Supremo de una sentencia que todos los ciudadanos esperaban como un paso importante a favor del ciudadano frente a la banca ha sido,No, que la banca sigue teniendo el máximo poder, por sí alguno/a tenía esperanzas de lo contrario.


La sentencia del Tribunal Supremo ha revuelto “el gallinero”, pero no se trata de un gallinero cualquiera, es la materia pendiente que nosotros tantas veces hemos cacareado, la justicia. Si existían dudas sobre la inexistente independencia del Poder Judicial con la auto revocación de la sentencia de los impuestos de las hipotecas por parte del Tribunal Supremo tenemos qué decir claramente de forma específica y que se entienda después de la última decisión -que la han cagado-. Esta revocación unilateral del Tribunal Supremo de una sentencia que todos los ciudadanos esperaban como un paso importante a favor del ciudadano frente a la banca ha sido,No, que la banca sigue teniendo el máximo poder, por sí alguno/a tenía esperanzas de lo contrario.


Y es que los ciudadanos no pedían un imposible porque ese impuesto, si homologamos legislación europea, no lo pagan los ciudadanos, salvo en dos países, luego procede un recurso al Tribunal Europeo que debería de haber sido innecesario hacer sí el Tribunal Supremo hubiese actuado bien, y bien decimos de forma independiente y no sometido a presiones que se quieren ocultar pero que han existido desde el primer momento por parte del poder económico de la banca.


La negativa actuación del Tribunal Supremo y su presidente Diez Picazo, que se tiene que marchar de forma inmediata, ha producido un revuelo innecesario y una situación de inseguridad jurídica. En efecto ha puesto en evidencia  lo más importante, que el sistema jurídico, que  nuestro ordenamiento jurídico, se encuentra en la picota. La situación, si nos adentramos en los entresijos del cómo se ha producido la sentencia que después ha sido revocada tiene nombre propio, Diez Picazo que ha cambiado de voto y presiones, muchas presiones, del lobby de la banca. Pero tampoco tenemos que diabolizar a una persona en concreto porque son el Pleno del Supremo los que han producido ese desaguisado jurídico nacional. ¿Cuánto cobra un magistrado?.¿Con ese sueldo pueden ser independientes? 


Tendrían que ser los mejores, tengo sana envidia del Tribunal Supremo de los Estados Unidos que llegan a ese tribunal después de haber pasado todo tipo de filtros. ¿Donde  está la independencia del Poder Judicial? Se ha hablado mucho, y en redes se está hablando demasiado... después de una sentencia tras otra polémicas, de los “tirones de orejas” que nos han dado últimamente desde Europa con las cláusulas suelo, caso Otegui, temas independentistas etc.


Siempre se ha dicho que nuestra materia pendiente es la independencia del Poder Judicial y la voluntad ciudadana, la voluntad sociológica de un país, de este país, siempre va por delante del paquidermo jurídico por su lentitud además de otras cuestiones. Veremos qué sucede porque los ciudadanos no están dispuestos a soportar ya según qué cosas, los tiempos ha cambiado y nuestros Organismos e Instituciones  tienen que ir al compás que marca la ciudadanía y no viceversa como estaban acostumbrados. El hartazgo es mayúsculo.
 

Sé el primero en comentar