Noticias de Cantabria

Últimos artículos...

El otro Tsunami, por Manuel Olmeda Carrasco

El otro Tsunami, por Manuel Olmeda Carrasco

Uno -a veces, cuando duerme- se siente angustiado por pesadillas propias de la niñez. Recuerdo, en mis años casi infantiles, al monstruo de dos o cuatro patas que me perseguía impasible sin alcanzarme.
Los políticos han enterrado la ideología

Los políticos han enterrado la ideología

Acontecimientos llevados a cabo en fechas recientes, consagran la prueba efectiva, incontestable, de que entre todos han enterrado la ideología. Lejos de ser una novedad, el desahucio, los síntomas letales, vienen de lejos.
Indignidad, calvario y funerales, por Manuel Olmeda Carrrasco

Indignidad, calvario y funerales, por Manuel Olmeda Carrrasco

En la moción de censura aleteaban -cual cuervos carroñeros- diversas traiciones cuyo quebranto resultaba inmune a rostros ocultos tras diversas máscaras obscenas. Las siglas, sin apenas excepciones, prodigaron el vocablo dignidad orlado de gran impostura. Se conjuntaron (quizás conjuraron) para llevar a la opinión pública que echar del gobierno a Mariano Rajoy, líder “del partido más corrupto de Europa”, era un ejercicio de dignidad democrática.
Rajoy y el nudo gordiano, por Manuel Olmeda Carrasco

Rajoy y el nudo gordiano, por Manuel Olmeda Carrasco

El marido de una popular presentadora de televisión, notorio independentista, dejó escrita la siguiente perla: “Un pueblo que pisa a otros pueblos para seguir sintiéndose vivo está en la antesala de su defunción.
Democracia,  partidos políticos  y  sociedad, por Manuel Olmeda Carrasco

Democracia, partidos políticos y sociedad, por Manuel Olmeda Carrasco

Democracia es el menos malo de los sistemas políticos, al decir de Winston Churchill. Pudiera ser que, aparte renunciar a la búsqueda -como método inapelable- implicara cierta heterodoxia intelectual. Churchill no supo ver a qué meta puede llevarnos la estulticia o el caos por ella generado.
`Verdad  jurídica  y  certidumbre  social`

`Verdad jurídica y certidumbre social`

Decía Theodor Heuss: “Quien siempre dice la verdad, puede permitirse tener mala memoria”. Ignoro si la frase es un digno elogio al virtuoso o una caricatura fiel de los políticos patrios, extraños a retentivas y evangelios, pero hartos de patriotismo putativo. Me inclino por el segundo supuesto. Tenemos motivos de sobra para juzgar a nuestros prohombres no solo de farsantes, sino (encima) cortos de memoria.
Cómplices o cretinos temerarios, por D. Manuel Olmeda Carrasco

Cómplices o cretinos temerarios, por D. Manuel Olmeda Carrasco

Tenía ya colocada en la rampa de salida “Verdad jurídica y certidumbre social” para diseccionar másteres, licenciaturas, doctorados y otros honores logrados con deshonor. Pero, hete aquí que llega Montoro y la lía parda. Sin ton ni son, suelta una bomba cuyos efectos es pronto todavía para cuantificar. Va el buen señor y dice: “El 1-O no se gastaron fondos públicos”.
Los buenos momentos

Los buenos momentos

Hace años que vengo tomando nota, mental o física, de lo acontecido durante la semana. Constituye mi germen para el análisis. Son escasas las veces en que aparece alguna noticia capaz de despertar esperanza, ilusión.
País  asistido  y  Gobierno  descabezado

País asistido y Gobierno descabezado

Rechazo cualquier afirmación rotunda, pues frecuenta poca verdad e inflado populismo. Dado su histórico arranque debería negarme a concretar quien adujo, ahora, tan insensato venteo. Empezaré por decir que los protagonistas de tan sorprendentes conclusiones son políticos o cercanos en ejercicio. Ignoro si sus capacidades intelectivas superan la media o nos hemos topado con un gremio turbulento, atiborrado de lastre.
Democracia  ad  hoc  y  democracia  sui  géneris

Democracia ad hoc y democracia sui géneris

“Ad hoc” es una proposición latina, de uso frecuente, que significa estar especialmente diseñado para un fin concreto. “Sui géneris”, también de origen latino, en su primera acepción significa peculiar, que no coincide con lo que designa. A la segunda acepción le acompañan original, estrafalario.
Precisamos  árbitros  que  ordenen  este  caos.

Precisamos árbitros que ordenen este caos.

Sí, España está desequilibrada pese a tener una economía que va saliendo del túnel. Verdad es que la clase media necesita un rescate urgente, aunque el horizonte micro se muestre remiso. Ahora mismo no se aprecia árbitro que pueda imponer un equilibrio serio, que satisfaga esa miseria injusta acumulada durante siglos
Dirigir y  dominar

Dirigir y dominar

Dirigir es valerse de la superestructura -inteligencia e ideario- para converger diferentes actitudes orientadas a alcanzar el poder abstracto. Ese ente colectivo arrastra directo al estado de bienestar, quizás a la paz que es su feudo querido. Dominar, por el contrario, es utilizar la infraestructura -fuerza de producción- para someter al individuo cuando se alcanza un poder total.
Prietas   las   filas,   recias,   marciales

Prietas las filas, recias, marciales

Arrancaban los años cincuenta del pasado siglo –cumplidos yo los siete años, o a punto de hacerlo- cuando ocurría el siguiente relato. En mi pueblo conquense, de unos novecientos habitantes, se conformaba (como en otros muchos del territorio nacional) una falange local.
Política,  enigma  y  paripé

Política, enigma y paripé

Permítaseme, aunque sean tiempos de fe y espiritualidad, que -yo, nada religioso- analice el prosaico fluir de una vida material cuajada de penas y glorias. Definir política plantea tantas dificultades como presenta su compleja actividad. Concepto y práctica revelan cierta vehemencia (no siempre obvia) pero ocultan con cinismo una tosca falta de ética.
Pensiones   y   manipulación

Pensiones y manipulación

Sí, el tema de las pensiones está ocupando un marco inesperado en medios y calle. Verdades a medias, mentiras y cinismo acunan esta situación verdaderamente dramática. Ignoro cuántos de los nueve millones y medio realizan el milagro de contener su miseria más allá del veinte de cada mes.
Derecho,  ley  y  justicia

Derecho, ley y justicia

Sé que el tema presenta controversias dispares, si no desatinadas. Visto con criterio, creo razonables las diferentes líneas divisorias. Ocurre, sin embargo, que apelar aquí al sentido común implica un esfuerzo suplementario, ímprobo, casi imposible.
Pecados  casi  veniales

Pecados casi veniales

No es nada sorprendente que regrese compasivo tras diez días de grato relax. Escoltado por amigos y familiares, Gandía nos acogió con afabilidad. Un sentimiento que cada vez se prodiga menos de forma gratuita. Caminatas por el paseo marítimo e intensas partidas de dominó ocuparon nuestro tiempo diurno. Las noches transcurrieron entre bailes y futbol televisado.
Dos marisabidillas,  un estalinista  y  un  pícaro

Dos marisabidillas, un estalinista y un pícaro

Más allá del epígrafe, he de colocar en adelante ese formulismo que libera a quienes no participamos del gremio político: presuntos. El ciudadano de a pie tiene encorsetada, sin atajos posibles, su libertad de expresión. Los probos representantes públicos hacen uso de infinitos e insólitos recovecos exculpatorios.
Acción versus reacción

Acción versus reacción

Días atrás leí un artículo de Juan Luis Cebrián en el que planteaba varias tesis. Destacaban dos: “Nuestro modelo de convivencia se ve amenazado por un nuevo centralismo” y “Es preciso robustecer el Estado Autonómico reconociéndole un carácter federal”.
La gran tormenta

La gran tormenta

Hace días, miles de personas se toparon con la imprevisión y holganza de un gobierno jactancioso e inepto. El director general de tráfico hizo jaque mate cuando, con saña y cinismo, culpabilizó al ciudadano, amén de justificar puerilmente su estancia en Sevilla.
Cóctel peliagudo

Cóctel peliagudo

Peliagudo es un vocablo de uso coloquial utilizado cuando deseamos destacar las dificultades de resolución o entendimiento. El aspecto coloquial viene definido por esta llaneza con que se comenta la incógnita catalana. Los medios, por encima de otra coyuntura, han hecho hincapié para que fuera tema de tertulia en todo el país
Entre la broma y el decoro

Entre la broma y el decoro

Pecaría de superficial si no reconociera los titubeos surgidos hasta encontrar un título satisfactorio. El objetivo era claro: tratar, alejándome del drama, la coyuntura catalana. Considero sobrepasado plenamente el sainete tragicómico. Ni Muñoz Seca hubiera concebido contexto tan insólito.
Teoría y praxis

Teoría y praxis

Desde la Grecia clásica, teoría es un pensamiento especulativo referente al mundo, aspectos, estructura, y leyes. Praxis, por el contrario, indica actividad, ejecución, y se opone a inventiva. Sus orígenes deben buscarse en el marxismo, pero también en formas radical democráticas del pragmatismo americano.
Lo  que  se  nos  avecina

Lo que se nos avecina

Queda lejos de mi ánimo explorar los espacios infinitos -a veces grotescos- que enmarcan el futuro más o menos inmediato. Me conformo con exponer deliberaciones y probables consecuencias de lo que, entre todos, estamos forjando. Aunque inseparables, quiero dejar al margen personas y colectivos (protagonistas sin duda) para centrarme en políticos y partidos, motores impíos de tanta pantomima.
Amores  y  desamores

Amores y desamores

Sería ingenuo por mi parte el solo intento de conceptuar vocablos tan conocidos y practicados. Los tiempos que vivimos nos permiten explorar ambos, brillando por poco en cuantía el segundo. Aunque los datos son confusos, nadie niega ya que el número de separaciones supera al de enlaces.
Meditaciones  político-sociales

Meditaciones político-sociales

Créanme si les digo que niego saber dónde hincar el diente, de qué tema escribir. Parecerá un dilema estúpido e inconcebible pero aseguro su verdad. Ustedes reaccionarán extrañados ante el cúmulo de acontecimientos que abruman al individuo. Pensiones, extravíos del presidente catalán cesado y huido, excesos verbales de diferentes prebostes, propuesta de Iceta sobre una Hacienda vinculada, excarcelación de presuntos rebeldes, caja B del PP, cupo..
La  España  desregulada,  sin  control

La España desregulada, sin control

Regular es un vocablo procedente del latín regulare (normas o reglas). Según el DRAE, en su cuarta acepción, significa “determinar las reglas o normas a que debe ajustarse alguien o algo”. Por contra, desregular indica eliminar total o parcialmente la disposición anterior.
Charlatanes,  saltimbanquis  y  danzarines

Charlatanes, saltimbanquis y danzarines

A veces -siempre con deleite- se acumulan en mi mente lejanos, viejos, recuerdos de infancia. Alrededor de los siete años, inicio los primeros y casi últimos relacionados con unos visitantes esporádicos: los charlatanes. Colocaban en la plaza sus inverosímiles vehículos que (al abrir portones traseros) enseñaban ordenado un mundo multicolor, llamativo, insólito. Solían proceder de Murcia.
Purga,  purgar  y espulgar

Purga, purgar y espulgar

Frecuentemente, sin encomendarse a Dios ni al diablo, se utiliza el lenguaje de forma inexacta, fraudulenta, con afán de confundir, cuyo desenlace debiera producir efectos contrarios. Ignoro si queda algo de cultura o dignidad para frenar tanto dislate insano.
Llega la hora de hablar claro

Llega la hora de hablar claro

Uno, entrado en años y espectador crítico de esta coyuntura, viene conjeturando alegatos, tesis, que niegan planteamientos considerados indiscutibles. Mi escepticismo confeso, amén de dispensa activa, me impiden ser valedor de nada ni nadie. Tampoco antisistema convencido o folklórico. Simplemente, al igual que millones, soy un contribuyente -antes ciudadano- que abona la pitanza de numerosos sinvergüenzas.
Con la soga al cuello

Con la soga al cuello

¿Cómo encajar la no aplicación del artículo ciento cincuenta y cinco después del pulso echado? Malo si se aprueba, peor si se inhabilita. Tras el error cometido por mí cuando pronostiqué (ver el artículo “Atado y bien atado”) que todo apuntaba a pacto previo, no me atrevo a realizar ningún otro augurio. Con individuos irracionales, encaramados a nula mesura, la adivinación constituye un ejercicio aventurado, inútil.
Nada, oquedad y hundimiento

Nada, oquedad y hundimiento

Decía Bacon que nada induce al hombre a sospechar mucho como el saber poco. Tal frase ratifica su certidumbre en momentos históricos. Análisis y conjetura se imbrican, a veces funden, a la hora de advertir qué ocurre, por qué tanta expectación. Una plaga de incauto cotilleo se vislumbra en la ciudadanía ahíta de argumentos que le lleven a conciliar sentido común y actos ininteligibles.
Llega  la  hora  de  los  liliputienses

Llega la hora de los liliputienses

Quizás este epígrafe no se ajuste a la concreción que pudiera colegirse de la inmediatez ofrecida por el verbo. Llevamos siglos de indigencia. En cualquier caso, prefiero ser magnánimo antes que riguroso. Tras advertir contradictorios sentimientos por las imágenes que contemplamos en televisión, me siento aturdido ante el absurdo. Viene a mi mente una frase precisa: “La vida es tan buena maestra que si no aprendes la lección te la repite”.
Atado y bien atado

Atado y bien atado

¿A quién le interesa, pues, una Cataluña independiente? A nadie. Miento; le interesa a cualquier español harto de la insolidaridad y egoísmo catalán, fruto del adoctrinamiento mezquino reiterado en anteriores artículos. Realizan ejercicios de distracción porque ese éxtasis identitario, fabricado durante cuarenta años de evangelio educativo, ha sobrepasado las líneas trazadas generosamente por el conjunto político-judicial.
De  Alberto  Garzón  a  Karmele  Marchante

De Alberto Garzón a Karmele Marchante

He de reconocer con afligida humildad que, pese a mi vocación analítica y escepticismo sempiterno, me han decepcionado dos políticos. Quizás fuera más apropiado hablar de engaño, de ser un ingenuo damnificado. Zapatero y Alberto Garzón ganaron, inoportuna e infundadamente, mi confianza.
Razones y sinrazones

Razones y sinrazones

El tema catalán, que no problema, ha estallado en todo su histrionismo melancólico. Nos hallamos ante las postrimerías de un trance anunciado. Hasta el propio gobierno ha tenido que saborear su particular incredulidad. Nadie, en su sano juicio, vislumbró que los acontecimientos se dispararían hasta este estadio, a medio camino entre ceguera y desatino. Se tensa la cuerda excesivamente; tanto que, siendo irrompible, todos quedarán exhaustos.
Dopados

Dopados

Creía, pobre de mí, que doparse era ingerir fármacos o sustancias estimulantes para potenciar artificialmente el rendimiento del organismo. Así lo confirma el DRAE. Hasta ayer, era ámbito o acción propios de deportistas, poco trasparentes, en la competición. Al menos, se consideraba así a través de numerosas informaciones aireadas por prensa, radio y televisión.
Propaganda,  libertad  de  expresión  y  excusa

Propaganda, libertad de expresión y excusa

Me resulta curioso, relevante, observar con qué intensidad actúan periodistas jóvenes, progres (es lo que se lleva), hasta “expertos peritos”, en dar lecciones de principios y técnica periodísticos. Advierto con cuan sacrificio y pleno comedimiento aguantan comunicadores, encallecidos por décadas de profesión, las necedades premiosas con que se desperezan esos mozalbetes crecidos al hilo de los tiempos.